Dic 032012
 

Estimado Sr. Alcalde de nuestro municipio, con este comunicado hizo público el fin del expolio del patrimonio público que esta vez apuntaba al centro “Abogados de Atocha”.

En su escrito Ud. alardea de su talante y de sus valores democráticos al  escuchar a los afectados del fallido desalojo de las asociaciones de sus sedes en Abogados de Atocha. Bien si fuera Ud. democrático, antes de tomar una decisión de ese tamaño, debería haber reunido a las personas afectadas para escuchar y debatir las futuras decisiones que el ayuntamiento tenía en mente realizar, creando un debate y buscando soluciones consensuadas. Sin embargo, el modo de proceder ha sido el envío de una nota informándoles que el próximo año 2013 serían desalojados y trasladados a otros edificios municipales de mucha menor capacidad. Además, se han podido ver sus intentos de dividir a las asociaciones, con los medios poco democráticos a los que nos tiene acostumbrados.

Su comunicado, Sr. Alcalde no es más que un cúmulo de mentiras y cinismo. Primero intentando culpar a la oposición del cierre cuando sabemos que gobierna con mayoría absoluta y nunca tiene en cuenta ninguna propuesta que no salga de sus propias filas. Después tratando a las asociaciones que usan ese espacio público de dejarse manipular por partidos y por lo tanto acusando a sus miembros de ser menores de edad, de no saber enfrentar las injusticias, de no estar preparados para ponerse en contra de una decisión del alcalde.

Cuanto menos es curiosa la frase “actitud dialogante y cercana”, pues la experiencia de la Asamblea Popular de Torrejón en los plenos del ayuntamiento ha sido la contraria. Cuando hemos acudido a éstos no se ha atendido a nuestras preguntas sobre la gran problemática en desahucios y vivienda que afecta en Torrejón y han sido rechazadas mociones de la oposición para solucionar estos problemas. Cuando hemos intentado grabar los plenos del municipio amparándonos en los artículos de la constitución, que así lo permiten, hemos sido cacheados cual terroristas y nuestro paso ha sido prohibido. Lejos de ser dialogante y cercano, Pedro Rollán y su equipo de gobierno es distante y se mofa de la ciudadanía que les paga sus desorbitados sueldos.

También tacha de extremistas y radicales a las personas que se organizaron rápidamente, en cuanto se hizo público el cierre, lo que se consideraba un abuso, un error y un expolio del ya de por sí frágil movimiento asociativo en la localidad. El pueblo de Torrejón se debe sentir muy orgulloso de sus asociaciones, ya que sin dudarlo tomaron medidas e hicieron públicas las intenciones de este ayuntamiento,  que no gobierna para su pueblo, sino para el beneficio del partido y sus amigos.

Los miembros de las asociaciones demostraron su rapidez de reflejos y su valentía uniéndose contra este abuso, este robo que pretendía perpetrar el alcalde con el apoyo de otras muchas personas de Torrejón y de fuera, dejando constancia que la organización del pueblo, al margen de partidos, para luchar contra el expolio de lo público, es posible y sí funciona. Y la prueba está en que gracias a esta lucha “Abogados de Atocha” NO SE CIERRA.

Aprovechamos estas líneas para recordarle que un ayuntamiento democrático como este, no debería multar a sus ciudadanos por el simple hecho de ejercer la democracia en las calles con un simple megáfono, y no debería escudarse en leyes antidemocráticas que su partido crea para que la justicia sea sólo para ricos; dejando a las asociaciones de ciudadanos con multas y gastos de recursos que solo por el hecho de existir, hacen que su talante democrático salga por la ventana del ayuntamiento, dejando en su sillón  a una persona que se está convirtiendo en un dictador.

 

Sorry, the comment form is closed at this time.