Oct 072013
 

Bajo el paraguas de la crisis, las empresas privadas, el capital, y los cómplices gobiernos, no han hecho otra cosa que derribar mediante ataques sistemáticos a: todos los servicios públicos (privatización de sanidad, recortes en educación,…), muchos derechos duramente conquistados (reformas laborales y de pensiones, introducción del aborto en el código penal,…) y a quienes luchan por mantenerlos e incluso, ampliarlos (modificación del código penal en materia de “desórdenes públicos”).

Entre estos servicios se encuentra el transporte público, donde de nuevo podemos ver cómo prima la rentabilidad económica a la social, en tanto que éste debiera cubrir las demandas sociales de desplazamiento de todos los sectores de la población, y sin embargo; cada día es deteriorado y encarecido para beneficio de las empresas concesionarias o búsqueda de rentabilidad.

A las impresionantes subidas de precio (hasta un 30% en 2011), en nuestro municipio debemos sumarle también la unión de líneas (como la 225, ahora una ampliación de la 824; o la L5, absorbida por la L1) y la reducción de coches por trayecto ( CIRCULAR A y B de Lunes a Viernes PERDIDA DEL 33% DEL SERVICIO PASANDO FRECUENCIA DE 10’ A 15’

CIRCULAR A y B Sábados PERDIDA DEL 40% DEL SERVICIO, CIRCULAR A y B Domingos y Festivos PERDIDA DEL 50% DEL SERVICIO,

LINEA 2 – BARRIO DEL CASTILLO de Lunes a Viernes PERDIDA DEL 33% DEL SERVICIO ’). Esto supone, por un lado, un deterioro del servicio (aumento en los tiempos de espera, buses más llenos, etc.) y por otro, el despido de varios de sus trabajadores.

Desde la Asamblea Popular de Torrejón reivindicamos un transporte público de calidad por sus beneficios socio-sanitarios y ambientales (que pasan por la reducción de la contaminación disminuyendo el número de vehículos privados o la congestión urbana), que favorezca la cohesión social y no fomente la exclusión social y cuyo coste no sea un lujo;

Y exigimos: que sean las administraciones públicas (como los gobiernos locales) quienes lo gestionen y no las empresas, la readmisión inmediata de los trabajadores despedidos por los últimos recortes y el reestablecimiento del servicio existente anterior a todas las olas de recortes

Luchemos por nuestros derechos; ¡Por un transporte público de verdad y de calidad! ¡No más despidos!

Sorry, the comment form is closed at this time.