Nov 182011
 

El pasado 7 de Octubre la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) y la Asamblea Popular de Torrejón de Ardoz colaboraron para evitar el desahucio de Consuelo, vecina de Torrejón de Ardoz que debido a la crisis y al paro no puede hacer frente al pago de su hipoteca.

El desahucio finalmente fue suspendido hasta el próximo 23 de Noviembre, fecha en el que habrá un segundo intento, pero durante estas semanas Consuelo, con la ayuda de la PAH y de la Asamblea de Torrejón ha intentado negociar con el banco para llegar a algún acuerdo que paralizara el desahucio y no la dejara en la calle.

Consuelo ha intentado hacer llegar a Deutsche Bank distintas peticiones pero sistemáticamente han sido rechazadas hasta el punto de que ni siquiera se le atendía en la sucursal que este banco tiene en la calle Pesquera del municipio. La excusa del banco para rechazar a esta clienta es muy simple: «Usted no es cliente de este banco», pero, ¿cómo que no, si me está desahuciando?

Después de varias idas y venidas a dicha sucursal en la que ningún empleado (suponemos que por instrucciones de la dirección) dirigía la palabra a Consuelo, una mañana fuimos a acompañarla con la intención de no salir de la sucursal hasta que hubiera algún tipo de explicación. La idea era sencilla, tomar asiento y esperar, así que entramos, preguntamos por el director que nunca está, y pedimos hablar con el responsable de la sucursal en ese momento. Después de unos minutos de vacilaciones y miradas nos recibe un empleado que no nos invita a sentarnos (tomamos asiento igualmente) y que nos dice, después de solicitar el NIF de Consuelo, que no es cliente del banco una vez mas. Ante esto insistimos ya que la hipoteca fue firmada con Deustche Bank y que hasta que no tengamos información no nos movemos de ahí.

El empleado teclea en el ordenador y ante la negativa a marcharnos nos dice que la hipoteca es de «DB Credit» y que tenemos que llamar al 902… que él no puede hacer nada. Así que sin levantarnos de la silla llamamos a ese número de atención telefónica. Despueś de pasar por varias personas y varios departamentos y de varios cortes (accidentales?) de la llamada conseguimos hablar con alguien que nos dice que podemos entregar la documentación en la sucursal para que la sellen y se la hagan llegar a DB Credit (ya somos clientes de nuevo?) Dicho esto, el empleado nos sella el documento y para que se envíe a la atención de la persona de DB Credit que nos atendíó.

Dejamos la sucursal pero empezamos a investigar. ¿Qué es DB Credit? Una filial 100% propiedad de Deustche Bank que se dedica a «hipotecas basura» como esas de Estados Unidos. La forma de proceder es sencilla: Se conceden hipotecas de alto riesgo sin mirar mucho los ingresos del hipotecado, esas hipotecas se empaquetan y se venden en los mercados internacionales a otros inversores. De esta manera Deustche Bank no tiene «nada que ver» en el asunto y queda limpio. Además si hay impago «no importa» ya que será el inversor el que pierda parte de su inversión.

¿Estafa? Estafa legal.

Además se matan dos pájaros de un tiro, ya que Deutsche Bank se escuda en su filial y no quiere saber nada del tema y su filial DB Credit no tiene ni oficinas ni gente cara al público y en el 902 te vuelven loco para que no vuelvas a llamar. Cuando consigues hablar con alguien, como es nuestro caso, simplemente te dicen que no tienen nada que negociar, que no quieren saber nada del tema y que en ningún caso se sentarán en una reunión cara a cara con el afectado.

Estos son los chiringuitos financieros avalados por la ley hipotecaria de nuestro país. Estos grandes bancos pueden hacer lo que quieran para llegado el momento dejar a sus clientes en la calle, sin casa y con una deuda de cientos de miles de euros.