Feb 182013
 

Día tras día vemos en los medios de comunicación como gente, personas como tú y como yo, se quitan la vida; dicen, se suicidan; comentan, porque no pueden pagar la cuota de la hipoteca de su casa, que antes pagaban con el sacrificio de un duro trabajo y una nómina a fin de mes. Ahora, en el paro, hay que pensar en comer.

Gente de Basauri, Córdoba, Mallorca o Alicante que a nuestros ojos, ni se suicidan ni se quitan la vida: Se la arrebatan unos desalmados que usan una ley injusta que se lo permite. Por eso no dejamos de señalar ni un minuto a los cómplices de esta barbarie:

– Este gobierno y el anterior por votar 4 veces contra la dación en pago en el parlamento: Ahora quieren participar en las manifestaciones como uno más. Pues no, no son de los nuestros, mientras no haya hechos. Queremos hechos, no pose.

– La delegación del gobierno, que día a día envía a la policía a los lanzamientos para echar a la gente de su casa y para proteger a los bancos por encima de las personas.

– Las asociaciones de empresarios que durante años han pedido reforma tras reforma laboral la eliminación de derechos de los trabajadores, llevando a millones de personas a la indigencia.

Pero nos faltaba otro cómplice: El ayuntamiento.

Y es que el alcalde de Torrejón de Ardoz Pedro Rollán dice que su ayuntamiento es uno de los primeros en ayudar a los desahuciados porque no les cobra el IBI pero, juzguen ustedes:

– Cobra 1400€ de impuesto de plusvalías a un desahuciado que firmó una dación en pago con un banco. Después de reuniones con los concejales y sin solución, el alcalde se niega a recibirle. Otros ayuntamientos, incluso del PP han solucionado esto hace meses.

– El concejal de servicios sociales se niega a recibir a la PAH y a las personas afectadas porque “soy un político, no un técnico, los técnicos son los que tienen que solucionarlo”. Y en servicios sociales los propios trabajadores dicen que no hay presupuesto y reparten octavillas de la PAH a las personas que acuden con problemas de viviendas.

– Envía a la policía municipal a reprimir a quien hace pública la manifestación estatal del 16 de Febrero convocada por la PAH, impidiendo la distribución de carteles bajo coacción y amenaza de multa. Según los policías estos cumplían órdenes del ayuntamiento. Al lado, cientos de carteles de la última inauguración de una discoteca se pegan a diario sin problema. ¿Persecución política?

– Y finalmente, fuera de su competencia, a la que el alcalde se agarra siempre para no solucionar absolutamente ningún problema a un ciudadano en apuros, Pedro Rollán envía a la policía municipal a custodiar una oficina cuando una afectada intenta negociar. Hace un año dio su palabra de no usar a la policía municipal en estos asuntos ya que era competencia de delegación. Pues aquí la prueba.

policia-municipal-caixa

 

Sólo nos queda decir, sin mucho ánimo, la verdad, que estamos esperando a que aparezcan los policías (municipales o nacionales) que se nieguen a ejecutar un desahucio o a llevar a cabo órdenes injustas contra derechos básicos como la libertad de expresión. Como ejemplo el de un bombero que se ha negado a abrir una puerta para desahuciar a una anciana.